María Grande al día

Día 23-03-2018 · 16 hs.

D.P. Diego Lara – “Un reclamo a los reclamo y lucha de muchas mujeres de la provincia”

D.P. Diego Lara – “Un reclamo a los reclamo y lucha de muchas mujeres de la provincia”

Es ley la iniciativa que presentamos hace un tiempo por la cual planteamos la incorporación de la violencia de género entre las causales de licencia laboral.

En el día de ayer la Cámara de Senadores aprobó un proyecto de ley de mi autoría por el que se reconoce y otorga una licencia laboral por violencia de género a todas aquellas trabajadoras dependientes de la Administración Pública Provincial y docentes dependientes del Consejo General de Educación de la provincia de Entre Ríos, que sean víctimas de violencia de género, en los términos de la Ley Nacional 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.
Este proyecto que presentara en el mes de junio de 2016 fue en respuesta a los reclamos y a la lucha que desde hace muchos años vienen sosteniendo diferentes sectores de nuestra sociedad, especialmente el gremio docente, en pos de establecer una normativa en Entre Ríos que contemple la licencia por violencia de género y garantice la continuidad laboral de aquellas trabajadoras que se encuentran en situación de violencia y que hasta hoy debían recurrir a licencias por enfermedad o psiquiátricas para justificar su ausencia al lugar de trabajo.
Mi objetivo en este proyecto que hoy es ley, siempre estuvo signado por visibilizar esta problemática y posibilitar que las mujeres tengan a su alcance normas efectivas a la hora de proteger su fuente laboral.
Lamentablemente la violencia de género afecta a las mujeres en todos los ámbitos cotidianos de su vida, y en este sentido en el ámbito laboral.
Es deber del Estado para proteger efectivamente la fuente laboral de las víctimas de este flagelo, dictar normas que las protejan sin necesidad de camuflar las situaciones de violencia, ya que esto lo único que hace es exponerlas a un proceso de revictimización.
Expreso mi satisfacción con la sanción de la ley, puesto que viene a saldar una deuda pendiente que tenía el Gobierno entrerriano con las trabajadoras estatales y las mujeres docentes, destacando que hoy Entre Rios en el marco de las políticas públicas que se vienen llevando a cabo en materia de violencia de genero, se ha convertido en una de las pocas jurisdicciones del país que poseen una ley de esta naturaleza.